Los barcos más emblemáticos de la historia

Escrito por Smooth 28/07/17

Hoy hacemos un viaje en el tiempo para recordar algunos de los barcos más emblemáticos de la historia. Algunos famosos por sus triunfos en guerras o batallas, otros por sus gloriosas hazañas, otros por la tragedia que trajeron consigo y alguno que se ha convertido en leyenda. Desde Smooth, especialista en el alquiler y charter de embarcaciones, os contamos un poco más acerca de estos barcos.

  • La Niña, la Pinta y la Santa María 
    Las tres carabelas de Cristobal Colón hicieron historia al surcar el mar con la intención  de establecer una nueva ruta comercial con las Indias, para terminar descubriendo el Nuevo Mundo el 12 de octubre de 1492. Ochenta y ocho hombres acompañaron al explorador en el largo y peligroso viaje a través del Atlántico, zarpando desde Palos de la Frontera el 3 de agosto de 1492.

  • RMS Titanic 
    Bautizado como the unsinkable, el Royal Mail Steamship Titanic fue, en su día, el barco más grande y lujoso jamás construido. Construido en el astillero Harland and Wolff de Belfast, partió desde Southampton con destino a Nueva York el miércoles 10 de abril de 1912. Cuatro días después se producía la tragedia que inspiró el largometraje de James Cameron. Murieron 1517 personas de las 2223 que iban a bordo, convirtiéndose en uno de los mayores desastres náuticos de la historia. Las precarias condiciones de seguridad – como la existencia de botes salvavidas sólo para 1178 pasajeros – impulsó la puesta en marcha del Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar, que todavía a día de hoy rige la seguridad marítima.

  • HMS Victory
    Este fue un navío de línea británico, conocido por ser el buque insignia del almirante Lord Nelson en la Batalla de Trafalgar en 1805. El His Majesty’s Ship Victory es el único navío de línea del mundo que se conserva en condiciones originales, sirviendo a día de hoy de museo en el puerto de Portsmouth (Hampshire). Sigue todavía en activo como buque insignia de la Marina Real Británica, convirtiéndose en el buque de guerra en servicio más antiguo del mundo.

  • Mayflower 
    El Mayflower fue la embarcación que, en 1602, transportó a los Peregrinos de Inglaterra a las costas del Nuevo Mundo. La nave transportaba a las 102 personas que fueron los primeros colonos, estableciéndose en la costa de Massachusetts y formando la colonia de Plymouth.

  • El Endurance 
    Fue el buque rompehielos con el que se llevó a cabo la Expedición Imperial Trans-Antártica, dirigida por Sir Ernest Shackleton, en 1914. Atrapado por el hielo del mar de Weddell en enero de1915, hasta hundirse el 21 de noviembre, el Endurece dejó sobre el hielo y a la intemperie a los 28 hombres de la expedición en lo que se convertiría en una de las historia más épicas de heroísmo y supervivencia de todos los tiempos.

  • HMS Belfast
    El His Majesty’s Ship Belfast llegó a ser el crucero más grande y poderoso de la Marina Real Británica, desempeñando un papel clave en los convoyes árticos, la batalla de Cabo Norte y el Desembarco de Normandía. A día de hoy se encuentra amarrado en el Támesis como museo reconocido como uno de los barcos más emblemáticos de la historia.

  • El Flying Dutchman
    Conocido como El Holandés Errante, este navío ha inspirado todo tipo de historias de fantasmas, cuadros, películas y óperas, convirtiéndose en leyenda. Capitaneado por Van der Decken, el barco se vio envuelto en una feroz tormenta cerca del Cabo de Buena Esperanza. Convencido de que sería capaz de vencer la tormenta, el Capitán juró que cruzaría el Cabo “aunque Dios lo hiciera navegar hasta el Juicio Final”, quedando condenado a navegar los mares por la eternidad e inspirando las películas de Piratas del Caribe.

Más artículos interesantes...

La gastronomía de Ibiza, divino tesoro Sabemos que la isla tiene unas playas increíbles, un agua cristalina, noches de ensueño... Pero poco hemos hablado de la gastronomía de la isla, la cu...
Cuatro claves para que tu alquiler de barcos en Ib... Disfrutar de la navegación en el Mediterráneo es un placer como pocos. Si queremos que nuestros hijos/as y nietos/as sigan haciéndolo por el mismo mar...